Preludio

La ciudad. Conocida y cercana, lejana y desconocida. Es la misma ciudad con otros ojos. Espacio de conflicto, espacio de confluencia, espacio de paz. Mosaico humano. Territorio de convivencia.

Conformando el espacio, las personas, cada una con su realidad, siempre, casi siempre poliédrica. Campo de batalla de propias luchas. Confluencia de color, edad, sexo, orientación sexual, identidad de género, expresión de género, lengua, religión, opinión política, origen nacional o social. Circunstancias que se entrelazan y que se tensan unas con otras. Intersecciones. Límites que se desvanecen y se disuelven. Minando fronteras. Rompiendo fronteras.

La diversidad sexual y de género está allí. Ganando espacio al propio cuerpo, al imaginario propio y al del otro. Pequeñas conquistas. Grandes conquistas. Cuerpos políticos conquistando agendas políticas. Cuerpos disidentes conquistando terreno social. Es aquí y es ahora. Es hoy y será mañana. Está allí, presente en todo momento. Está allí, latente en todos los ámbitos de la vida. Está allí, emergiendo de todos los derechos, fluyendo en todos los derechos. Está allí, recordando que no hay frontera entre su derecho y otro. Entrecruzándose con todos los derechos. Entrecruzándolos. Entrecruzando derechos.

La igualdad y la no discriminación como horizonte en la ciudad. Una ciudad donde personas rompen fronteras, donde se entrecruzan derechos, donde las diversidades conviven. Mosaico humano. Ciudad diversa. Es aquí y es ahora. Es hoy y será mañana. Territorio de convivencia.

Sandra Castro
Associació Colors de Ponent